lunes, 30 de mayo de 2011

CREES QUE LO QUE DICES ESTA COMPROBADO?

Algunas personas, cuando hablan, lo hacen con tal convicción que para interrumpir momentáneamente su inacabable discurso suelo preguntarles: “¿Eso qué dices está comprobado?”. Su actitud pasa, en un instante, de un desenfrenado optimismo a una mueca de pocos amigos; ni siquiera se habían planteado que, en la medida de lo posible, las hipótesis que uno adelanta debieran haber sido probadas.

Quiero decir que la mayor parte de las veces, si uno lo pensara, lo mejor sería callarse o, cuando menos, adelantar que lo que iba a decir no estaba totalmente probado. Todo, menos hacer gala de una gran seguridad agresiva al hablar de un tema determinado, no porque hubiera sido sobradamente probado, sino porque esa era su convicción pura y simple.
Tres cuartas partes de la humanidad se pasan la vida recordando en voz alta el talante de sus convicciones; para ellos, no tuvo ninguna influencia sobre la cultura humana la revolución científica; es decir, la sugerencia de que, antes de articular una opinión, lo más correcto era adelantar una hipótesis, intentar comprobarla luego y, si resultaba probado, emitir la conclusión en forma de conocimiento, hasta que otros más tarde demostraran lo contrario.

El paso del tiempo es igual en todo el planeta pero no en todo el Universo (imagen: usuario de Flickr).
La dimensión temporal del espacio es uno de los conceptos más complejos; los niños no dominan esta dimensión hasta que tienen casi los cuatro años. Igualito que un gusano, resulta que un niño de tres años ya gestiona la dimensión espacial de ir para adelante y atrás; la de ir de un lado a otro y, finalmente, cuando ha crecido lo suficiente para caerse un día de la cuna, la última dimensión espacial, de arriba abajo.
Ahora bien, está lejos todavía de dominar la dimensión del tiempo; a los tres años sigue sin saber si los Reyes Magos ya han pasado o están a punto de llegar. A los cuatro años –yo lo he descubierto con mis nietas– ya dominan perfectamente las tres dimensiones espaciales y la cuarta del tiempo. Pues bien, el más renombrado de los científicos, Isaac Newton, declaró, porque creía haberlo demostrado irrevocablemente, que el tiempo era absoluto en el sentido de que era idéntico para todo el mundo. Ya podía uno ponerse como se le antojara que el tiempo seguía siendo lo que era, hiciera uno lo que hiciera. Otro científico no menos reconocido universalmente como el gran sabio de Occidente Albert Einstein descubrió, y pudo comprobar, que el tiempo era relativo; que dependía de la velocidad a la que iba uno y de la masa gravitatoria que lo envolvía. El tiempo no era absoluto.
Tres cuartas partes de la humanidad no se han parado a pensar si se han comprobado o no cosas mucho más sencillas que la naturaleza del tiempo. Comparado con la complejidad de la dimensión temporal –que no hemos tenido más remedio que cambiar a raíz de comprobar que no era absoluta, sino relativa–, resulta mucho más sencillo comprobar de quién es la culpa del elevadísimo índice de paro entre los jóvenes, por qué los electores han cambiado de parecer con relación al pasado, cuáles son las motivaciones concretas de nuestro endeudamiento exterior, las causas que pueden adjudicarse a defectos de las políticas inmobiliarias o de las deficiencias de las políticas de prevención y previsión en la tragedia de Lorca. Es incomparablemente más fácil detectar las dimensiones apuntadas que descubrir la compleja dimensión temporal.
Tres cuartas partes de los ciudadanos, sin embargo, se obstinan en aducir su pertenencia al sector público, o a la empresa privada, o alguna convicción que sustentan desde que eran pequeñitos –“yo siempre he pensado…”–, dicen, como si esto tuviera más fuerza y mereciera más respeto que lo probado y comprobado mil veces.                                                                                                                        
LIC:RENE DAVILA /30050011

sábado, 28 de mayo de 2011

ESTRATEGIAS DE MANEJO DEL ESTRÉS.

Todos nos hemos sentido estresados en distintos momentos de nuestra vida. El estrés es una respuesta normal del organismo a circunstancias que presentan algún desafío. Y puede ser provocado tanto por momentos felices como tristes.
Hombre estresado
Si no se controla el estrés puede conducir a otros problemas de salud.
Un poco de estrés es algo positivo e incluso necesario para vivir bien.
Por ejemplo, el estrés es el que nos hace levantarnos de la cama en las mañanas y el que provoca vitalidad y energía para llevar a cabo nuestras actividades diarias.
El problema surge cuando nos vemos sometidos tanto a un estrés excesivo como a una falta considerable de estrés.
Consecuencias del estrés
"La falta de estrés provoca que nuestro organismo se vea muy poco estimulado, lo que nos deja sintiéndonos aburridos y aislados" explica a la BBC la doctora Trisha Macnair, de la Asociación Médica Británica.
"Por otra parte, demasiado estrés puede resultar en una variedad de problemas de salud, incluidos dolores de cabeza, malestar estomacal, incremento en la presión arterial o incluso enfermedades del corazón" agrega la experta.
Mucha gente a menudo se siente demasiado estresada tras un evento o circunstancia que requiere un cambio.
Éstos pueden ser tanto negativos (como la muerte de un ser querido, la pérdida de un empelo o un divorcio), como positivos (empezar una nueva relación, un nuevo empleo o salir de vacaciones).

SÍNTOMAS DEL ESTRÉS

  • Más irritabilidad
  • Mayor sensibilidad a la crítica
  • Señales de tensión (dolor de cuello u hombros, morderse las uñas, etc.)
  • Dificultad para dormir o levantarse
  • Fumar y beber más
  • Indigestión
  • Falta de concentración
"Cuando nos vemos sometidos al estrés, los seres humanos buscamos alguna forma de enfrentar los sentimientos negativos que provoca" dice la doctora Macnair.
"Y muchas de estas ‘salidas’ no son sólo inefectivas sino también insanas", agrega la experta.
Estas técnicas negativas para el control del estrés incluyen beber alcohol, negar el problema, consumir drogas, comer excesivamente y fumar.

Estrategias de control

Tal como explica a la BBC James Tighe, enfermero psiquiátrico e investigador del Instituto de Psiquiatría de Londres, hay muchas técnicas positivas que pueden ayudarnos a controlar el estrés.
"Para poder enfrentar el estrés lo primero es aprender a reconocer los signos y síntomas en nosotros mismos", dice.
"El estrés es un conocido factor desencadenante de depresión y también puede afectar nuestra salud física. Por eso es importante identificar las causas del estrés y tratar de minimizarlas"
James Tighe
Estos signos pueden ser cambios en la forma como funcionamos día a día o diferencias en nuestro cuerpo, como hombros más tensos, o diferencias en nuestra forma de pensar o nuestro bienestar general.
Según James Tighe, "el estrés es un conocido factor desencadenante de depresión y también puede afectar nuestra salud física. Por eso es importante identificar las causas del estrés y tratar de minimizarlas".
"¿Es la causa de nuestro estrés una amenaza real? ¿O es algo que nos está provocando preocupación sin fundamentos?" pregunta el experto.
Agrega que es importante actuar para combatir el estrés antes de que se convierta en algo perjudicial y afecte nuestra salud física o mental.
"El secreto para controlar el estrés es cuidarse a sí mismo y, si es posible, retirar algunos de los factores que están causando estrés".
"Si comienza a sentir que las cosas se están volviendo abrumadoras, dese un espacio para 'respirar'", agrega.
Por ejemplo, dice el experto, puede ser muy beneficioso tomarse un día libre y dejar de hacer las tareas domésticas, familiares o cualesquiera que sean las cosas que están ejerciendo una presión sobre usted.
"Y dedique ese día a actividades relajantes o que lo hagan sentir bien".

Prioridades

A largo plazo, como explica la doctora Trisha Macnair, hay varias cosas que pueden ayudarnos a manejar el estrés.
"Para la mayoría de la gente, no tener tiempo suficiente es una de las principales causas de estrés" dice la experta.
Mujer preocupada
Hay varias estrategias para poder controlar el estrés.
"Pasamos los días haciendo malabarismos para poder cumplir con nuestras múltiples responsabilidades".
"Pero, ¿cuáles son sus prioridades y qué objetivos quiere lograr? Y ¿qué es lo más importante para usted?"
Para poder identificar estos objetivos, la experta recomienda varias cosas:
Determine su misión. Dedique un tiempo para pensar o escribir sobre los objetivos de su vida. Esto podrá ayudarle a descubrir lo que es esencial en su vida, lo que quiere ser y lo que quiere lograr.
Analice dónde gasta su tiempo. Piense cuál es la mejor forma de priorizar y compartamentalizar las múltiples presiones en su vida. Clasifíquelas en: "importante", "muy importante" o "no importante", y no deje de lado los momentos de descanso. El sueño y otros momentos que parecerían improductivos son esenciales para su salud.
Revise sus responsabilidades. Un modelo claro de sus roles y responsabilidades le ayudarán a crear orden y equilibrio en su vida.
Identifique sus objetivos y trabaje en uno de éstos cada semana.No tienen que ser actividades, pueden ser cosas simples como ser más paciente con sus hijos.
Evalúese. Organice sus semanas y al final de cada semana evalúe cuáles han sido sus éxitos y qué ha sido menos exitoso.
"Y finalmente –dice Trisha Macnair- goce sus éxitos".
"Ninguna estrategia garantiza un éxito instantáneo, pero recuerde que usted está en control".
"Reevalúe sus objetivos y roles cada semana para que pueda cerrar la brecha entre lo que es más importante para usted y el tiempo que le dedica a cada cosa en su vida".
Lic:Rene Davila. /25050011

sábado, 21 de mayo de 2011

EL TIEMPO NO EXISTE SOLO LOS ESPACIOS.




La percepción general de que el tiempo no sólo se mueve sino que lo hace en una 
determinada dirección, no es ajena a prácticamente ningún ser consciente del planeta Tierra. Sin embargo, al igual que nuestros ojos se engañan al ver materia donde no la hay (el 99,99% de nuestros cuerpos es vacío puro) nuestra mente podría estar generando la ilusión más mística de la que podamos empezar a tener conciencia, con respecto a un factor tan fundamental en el universo como lo es el paso del tiempo.

En un artículo publicado en la edición de agosto del 2003 por la revista Foundations of Phisics Letters, un joven estudiante de Wellington, Nueva Zelanda, llamado Peter Lynd, dio inicio a lo que tal vez sean los albores del fin del concepto “tiempo” dentro de la mente de muchos de los físicos teóricos más respetados del mundo. Su audacia le valió la comparación con el célebre Albert Einstein y su revolucionaria forma de contemplar el universo.

En su ensayo, Peter Lynd pone en jaque al concepto de tiempo mediante ejemplos simples e innovadores: “Imagine una taza atraída a cualquier velocidad, grande o pequeña, contra su escritorio. Luego pregúntese si tiene o no una posición relativa determinada con respecto al escritorio en cualquier momento mientras se encuentra en movimiento. Y luego pregúntese, ¿existe algún momento en el cual la taza no esté en movimiento y en que su posición relativa al escritorio no esté cambiando constantemente?”. Pero observándolo desde una perspectiva más detenida, Lynds cree que no importa cuán pequeño sea el intervalo de tiempo usado para medir la velocidad, o cuan despacio se mueva el objeto, al final debemos aceptar que en ningún momento deja de moverse. La quietud es un fenómeno ilusorio, incluso para objetos que creemos que están quietos. Por lo tanto, en medio de tales revoluciones conceptuales (movimiento constante de todos los cuerpos del universo), no quedaría otra opción que aceptar la desintegración del concepto de paso de tiempo. Todo se encuentra en movimiento; o nada se halla en tal estado. El universo se comportaría como un solo bloque en el que todos los sucesos de la historia se encuentran aglomerados de una forma mística y ajena a nuestra efímera imaginación.
Hoy ya existen muchas voces que se alzan al unísono afirmando que el tiempo y el movimiento no existen. Veamos un par de videos que permiten entender cómo se explica esta afirmación que bien podría haber llevado a la hoguera a más de uno si retrocedieramos tan sólo 300 años.

LIC:RENE DAVILA /20050011

domingo, 15 de mayo de 2011

ENFERMEDADES DE LA MEMORIA.

En su libro “Claves de la Memoria” (Madrid, Trotta, 1997), el investigador José María Ruiz Vargas sostiene la interesante teoría de que lo almacenado en la memoria no se pierde jamás. El olvido, según su hipótesis, es una experiencia subjetiva originada por la dificultad de acceder a un recuerdo determinado en algún momento. En su perspectiva, “la memoria no es selectiva, está diseñada para almacenar virtualmente todo”.
En referencia al olvido Ruiz- Vargas lo expone de la siguiente manera: “Todos sabemos que con relativa frecuencia nuestra memoria no nos permite recuperar la información que necesitamos; sin embargo, en la mayor parte de esos casos las fallas no deberían ser imputadas a la pérdida o al olvido, en sentido estricto de informaciones concretas, sino a fallas en los procesos de recuperación y búsqueda o a procesos altamente adaptativos, cuya función es despejar los caminos de nuestra memoria apartando todo lo que se vuelve inservible.
Por otro lado, el olvido entendido como pérdida o destrucción de la información también tiene una función adaptativa y debe ser considerada como el producto de la acción de ciertos mecanismos o procesos mentales encargados de impedir que nuestra memoria se sobrecargue de información irrelevante o “ruido”. Desde esta perspectiva adquiere sentido la idea que todos necesitamos olvidar”.

Amnesia
La amnesia es un trastorno del funcionamiento de la memoria, es una carencia en la capacidad de poder aprender una información nueva o recordar información que ya estaba almacenada. Las causas de este trastorno pueden ser: psicológicas y orgánicas.

Amnesia Psicológica
Es una incapacidad repentina para recordar informaciones personales importantes sin que exista un trastorno mental orgánico. El grado de alteración es demasiado grande para ser explicado a partir del olvido ordinario.
Respecto al recuerdo existen cuatro tipos de alteraciones. En la Amnesia localizada (circunscrita), que es el tipo más frecuente, el sujeto no puede recordar todos los acontecimientos que se han presentado durante un período circunscrito, por lo general, a las primeras horas que siguen a un acontecimiento profundamente traumático.
Así, por ejemplo, el superviviente de un accidente automovilístico en el que han muerto sus seres queridos, es posible que no recuerde nada de lo que ha ocurrido desde el momento del accidente hasta unos días más tarde.
Algo menos frecuente es la amnesia selectiva, que consiste en la imposibilidad de recordar algunos de los acontecimientos que se han presentado durante un período determinado. En el ejemplo anterior, el superviviente ileso puede recordar el hecho de efectuar las gestiones para los funerales, pero no puede recordar las discusiones que tuvo con los miembros de la familia. La forma de alteración del recuerdo menos frecuente es la llamada Amnesia Generalizada, en la que la imposibilidad de recordar abarca toda la vida del individuo y la Amnesia Continua, en la que el individuo no puede recordar los acontecimientos que han tenido lugar desde un momento específico hasta la actualidad.
Durante el episodio amnésico puede haber perplejidad, desorientación, y una actividad de ir de aquí para allá sin ningún propósito. Cuando el período en que existe amnesia pertenece al pasado, el individuo es consciente de la alteración del recuerdo.
Durante el período amnésico puede haber indiferencia hacia la alteración de la memoria. El trastorno por estrés postraumático puede coexistir con esta alteración.
Estos problemas de memoria de origen psicológico se observan con más frecuencia en las niñas adolescentes y en las primeras edades adultas, pero casi nunca en las edades mayores.
La amnesia empieza repentinamente, por lo general, después de un estrés psicosocial intenso. Habitualmente, el estrés supone una amenaza de lesión o muerte física. En otros casos, el estrés se debe a la falta de aceptación de determinados impulsos o actos, como relaciones extramatrimoniales.
En otros casos, el individuo puede hallarse en una situación vital subjetivamente intolerable, por ejemplo, por el hecho de haber sido abandonado por el otro miembro de la pareja.
La terminación de la amnesia es típicamente brusca. La recuperación es completa y las recaídas son poco frecuentes.
El grado de incapacidad varía desde leve hasta intenso, según la duración del episodio amnésico y la importancia de los acontecimientos olvidados para la actividad social del individuo. Por lo general, la incapacitación del individuo es mínima y temporal, puesto que en este trastorno la recuperación rápida es la norma.
Olvidar no es lo único, no todos los trastornos de la memoria se reducen al olvido, hay otros que afectan de un modo u otro su funcionamiento a saber:
Hipermnesia: Se caracteriza por un grado extremo de retención y recuerdo de ideas, datos inútiles, como todo el santoral, calendarios enteros o páginas completas de directorios telefónicos. Suele presentarse en los casos de jóvenes autistas.
Hipermnesia Ideativa: El paciente recuerda obsesivamente una imagen, una oración, la melodía de una canción o la escena de una película, esto llega a impedirle el desempeño normal de sus actividades cotidianas. En una de sus variantes (hipermnesia afectiva) los recuerdos pueden centrarse en episodios trágicos o desagradables.
Ecmnesia: Un recuerdo traumático es tan grave e intenso que, en episodios inesperados, el paciente regresa al pasado, lo revive en su mente y manifiesta las mismas reacciones que mostró en el momento del incidente, puede ser un accidente o una violación.
Paramnesia: Consiste en la elaboración de “falsos recuerdos”; es decir, se recuerda algo que en realidad ocurrió. A veces ocurre de forma espontánea y otras de manera inducida. El fenómeno ha salido a relucir en los testimonios de personas “abducidas” (recuerdan un encuentro con seres extraterrestres que no ocurrió). y en otras que, como consecuencia de un proceso psicoanálitico recuerdan haber sido violadas en la infancia aunque no haya sido así.
Dejá-vu: Esta expresión francesa que significa “ya visto” y del cual en el pasado escribí un extenso artículo, se refiere a la experiencia reportada por algunas personas de que al llegar a un lugar nuevo, conocer a otra persona o experimentar una nueva vivencia aseguran haber vivido el episodio antes. Su contraparte el “jamais-vu” o “nunca visto” consiste en identificar como nuevo algo que ya se conoce.
Alomnesia: El contenido o carácter de los recuerdos se deforma en función de un estado afectivo presente. Por ejemplo, una persona enferma de depresión le otorga un tono sombrío y triste a una experiencia que nada tuvo de eso.
Una persona cegada por los celos hace una relectura del pasado, con la cual pretende justificar su actual desconfianza.
Agnosia: amnesia ligada a los datos que se adquieren por los sentidos. El paciente puede no reconocer su objeto, rostro o melodía, el lenguaje escrito o hablado y hasta texturas. Un caso bastante famoso fue el de un hombre que confundió a su mujer con un sombrero.

LIC:RENE DAVILA / 12050011

domingo, 8 de mayo de 2011

LOS ENIGMAS Y MISTERIOS DE LA MEMORIA.

                                                                                                                                                                                                                                                          
Probablemete  lo más importante para cualquier ser humano es su capacidad para almacenar experiencias y beneficiarse de las mismas en relación al futuro. El engranaje y los mecanismos que rigen el funcionamiento de este maravilloso y colosal proceso psicológico funcionan con tal grado de perfección que la persona sana apenas es consciente que todas sus acciones y comunicaciones verbales dependen de su memoria.
Cuando la memoria falla, ya sea de manera circunstancial o momentánea, la persona se da cuenta hasta ese momento en cuánto radica su importancia. Todos en un determinado momento hemos pasado por situaciones embarazosas cuando a pesar de intentarlo no podemos recordar el nombre de una persona a la que se está seguro de conocer. No menos frustrante es cuando creemos que hemos guardado algún objeto o documento en un lugar y comprobamos que no está donde creíamos.
Aunque el funcionamiento de la memoria no es totalmente perfecto, lo cierto es que cumple su función bien en situaciones normales y en personas sanas. Esta función no es otra que la de codificar, registrar y recuperar grandes cantidades de información que resultan fundamentales para el individuo.
El cerebro humano de un individuo adulto estándar contiene unos 100 mil millones de neuronas y unos 100 billones de interconexiones (sinapsis) entre éstas. Aunque a ciencia cierta nadie sabe la capacidad de memoria del cerebro, ya que no se dispone de ningún medio fiable para poder calcularla, por estimaciones varían entre 1 y 10 tetrabytes. Según Carl Sagan, tenemos la capacidad de almacenar en nuestra mente información equivalente a 10 billones de páginas de enciclopedia.
No existe un único lugar físico para la memoria en nuestro cerebro. La memoria está diseminada por distintas localizaciones especializadas. Mientras en algunas regiones del córtex temporal están almacenados los recuerdos de nuestra más tierna infancia, el significado de las palabras se guarda en la región central del hemisferio derecho y los datos de aprendizaje en el córtex parieto-temporal. Los lóbulos frontales se dedican a organizar la percepción y el pensamiento.

En detalle

El psicólogo William James (1890) fue el primero en hacer una distinción formal entre memoria primaria y secundaria (memoria a corto plazo y memoria a largo plazo, respectivamente). Después de siglos de acercamiento a la memoria desde posiciones filosóficas, el interés por su estudio científico se inició a finales del siglo XIX en Alemania.
Allí, Ebbinghaus decidió aplicar el método científico al estudio de un proceso tan complejo como la memoria, llevándolo al laboratorio para su estudio en condiciones controladas. Desde entonces, muchos otros investigadores han seguido sus pasos con el fin de intentar qué es la memoria, cuáles son las reglas y principios que la rigen, qué factores producen deterioro, cómo puede mejorarse, y qué modelos o teorías son los que mejor explican su funcionamiento.
Muchos psicólogos han propuesto diferentes modelos estructurales para estudiar la memoria de entre todos estos modelos, el que más ha influido en la investigación posterior sobre la memoria es el propuesto por Atkinson y shiffrin (1968). Dicho modelo se denomina estructural o modal, porque hace hincapié en la existencia de varias estructuras o almacenes diferentes de memoria, que son los que expondré a continuación.

Estructuras de la memoria
* La memoria sensorial
Se denomina memoria sensorial a la capacidad de registrar las sensaciones percibidas a través de los sentidos. Constituye la fase inicial del desarrollo del proceso de la atención.
Esta memoria tiene una gran capacidad y duración muy limitada en los que se retiene brevísimamente la información sensorial. La retención de la información en los registros sensoriales es, por lo general, de menos de un segundo. Se trata de un tipo de memoria muy próxima a la percepción. Las memorias sensoriales más estudiadas han sido hasta el momento la visual y la auditiva. Conocidas como memoria icónica y ecoica, respectivamente.
El almacén icónico se encarga de recibir la percepción visual. Se considera un depósito de líquido de gran capacidad en el cual la información almacenada es una representación isomórfica (con la misma estructura) de la realidad de carácter puramente físico y no categórico (aún no se ha reconocido el objeto).
Esta estructura es capaz de mantener nueve elementos aproximadamente, por un intervalo de tiempo muy corto (alrededor de 250 milisegundos). Los elementos que finalmente se transferirán a la memoria operativa serán aquellos a los que el usuario preste atención.
El almacén ecoico, por su parte, mantiene almacenados los estímulos auditivos hasta que el receptor haya recibido la suficiente información para poder procesarla definitivamente en la memoria operativa.

* Memoria a corto plazo
La memoria a corto plazo es el sistema donde el individuo maneja la información a partir de la cual está interactuando con el ambiente. Aunque esta información es más duradera que la almacenada en las memorias sensoriales, está limitada a aproximadamente 7, más o menos 2 elementos durante 10 segundos (span de memoria) si no se repasa.
Las funciones generales de este sistema de memoria abarcan la retención de información, el apoyo en el aprendizaje de nuevo conocimiento, la comprensión del ambiente en un momento dado, la formulación de metas inmediatas y la resolución de problemas. Debido a las limitaciones de capacidad, cuando una persona realice una determinada función, las demás no se podrán llevar a cabo en ese momento.

* Memoria operativa o de trabajo
Está formada por varios subsistemas, a saber: un sistema supervisor (el ejecutivo central) y dos elementos secundarios especializados en información verbal (el lazo articulatorio) y visual o espacial (la agenda visoespacial).
La memoria de trabajo es un constructo teórico relacionado a la psicología cognitiva que se refiere  a las estructuras y procesos usados para el almacenamiento temporal (memoria a corto plazo) y la manipulación de la información.

* Memoria a largo plazo
La memoria a largo plazo es un almacén al que se hace referencia cuando comúnmente hablamos de memoria en general. Es donde se almacenan los recuerdos vividos, nuestro conocimiento acerca del mundo, imágenes, conceptos, estrategias de actuación, etc.
Dispone de capacidad desconocida y contiene información de distinta naturaleza. Se considera la base de datos en la que se inserta información a través de la memoria operativa”, para usarla después.
 LIC:RENE DAVILA.  /08050011

NUESTRA VIDA ES UN ORDENADOR VIRTUAL.


Usted está viviendo en una simulación por ordenador, y demuestra que las matemáticas son simples.

¿Es tu vida realmente su vida, o es en realidad el sueño de una mariposa? ¿O es una simulación por ordenador complejo indistinguible de la realidad "real"?No te preocupes, es solo una falla en la Matrix. Sucede cuando cambian algo.

Las preguntas sobre la naturaleza de la realidad no fueron inventados por estudiantes de segundo año universitario de alto como una cometa-. filósofo chino Zhuangzi notado en algún momento alrededor de 300 aC que sus sueños de ser algo más que humano (una mariposa, la más famosa) se puede distinguir de su experiencia de ser Zhuangzi. No podía decir con certeza que era Zhuangzi soñando con ser una mariposa en lugar de una mariposa que soñaba ser Zhuangzi.
El conjunto "la realidad es una ilusión" idea ha sido pateado por todos, desde Siddharta a los existencialistas. Es filósofo de Oxford Nick Bostrom, que se asocia más con la idea de que estamos viviendo en una simulación por ordenador. Su premisa se basa en una serie de supuestos:
1). Una sociedad tecnológica podría llegar a alcanzar la capacidad de crear una simulación por ordenador que se puede distinguir de la realidad para los habitantes de la simulación.
2). Una sociedad así no hacer esto una vez o dos veces. Se crearía muchas simulaciones.
3). De izquierda a largo plazo suficiente a las sociedades en las simulaciones con el tiempo sería capaz de crear sus propias simulaciones, también indistinguibles de la realidad a los habitantes sub-simulaciones.
Como resultado, usted tiene miles de millones de simulaciones, con un número casi infinito de derramamiento sub-simulaciones, todos ellos perfectamente real para sus habitantes. Sin embargo, sólo hay una única sociedad progenitoras final. La matemática es en realidad muy simple: las probabilidades son casi el infinito hasta que todos estamos viviendo en una simulación por ordenador.You're living in a computer simulation, and math proves it
Un argumento muy fuerte en contra de esta teoría inquietante es que un ordenador con la potencia de cálculo para llevar a cabo esto es imposible. Dejando de lado el hecho de que el poder computacional de hoy en día sin duda parecía inimaginable hace 100 años, hay una solución más interesante - el equipo sólo activamente simula lo que necesita. Esto es algo que realmente sucede en los juegos de computadora moderna, y lo has visto, si alguna vez te has movido más rápido que la tarjeta gráfica era capaz de representar el paisaje, como los árboles y los edificios que habían sido previamente más allá de su punto de vista fueron emitidos en la pantalla frente a tus ojos. En realidad, explica algunas de las cosas más difíciles acerca de la física cuántica, como por qué las partículas tienen una posición indeterminada hasta que son observados.
Aún más preocupante, puede ser una simulación mucho más pequeña que usted piensa.Podría ser sólo una simulación de pocos habitantes activos, con el resto del mundo lleno de "no-actor" o personajes NPC controlado por el ordenador. Sus acciones son sólo simulación a medida que los perciben, cuidadosamente realizado para presentar la ilusión de que tienen toda la vida separada de la suya. Esto ayuda a explicar por qué el hombre espeluznante sin hogar al final de su calle no parece hacer mucho más que pasar el rato y le pedirá que le lleves 10 pieles de lobo terrible.
Si todo lo que parece demasiado raro, vamos a patear de nuevo a Zhuangzi. Hay casi siete millones de personas en el mundo. Todos duermen. Todos ellos sueñan. Lo más probable es que todos somos alguien que acaba de vivir el sueño de otro muy vívida.
LIC.RENE DAVILA./ 07050011